Tercer Encuentro de Mujeres en Misiones

 

“Y Dios nos ha dado la tarea de reconciliar a la gente con Él”.  2 Corintios 5:18

Del 16 al 19 de agosto del presente, 78 mujeres de 15 países de Iberoamérica, se reunieron en la República Dominicana, para participar del “Tercer Encuentro de Mujeres en Misiones”.  A todas les unía; la pasión por Dios y los perdidos.

El tema central del Encuentro fue la Reconciliación, y los talleres, plenarias y dinámicas contenían esta temática.

La primera noche estuvieron intercediendo por las naciones en conflicto y por las situaciones difíciles que actualmente vive nuestra región, por la iglesia perseguida, por los obreros y por las etnias no alcanzadas.

“Así que comenzamos a batallar por aquellos que necesitan escuchar el mensaje de la reconciliación”, afirma Wendy Colon, Directora de Mujeres en Misiones de COMIBAM.

El segundo día participaron de un estudio inductivo de 2 Corintios 5:18, en grupos, un espacio muy enriquecedor.  Este tiempo estuvo a cargo de la hermana Luz Esther Cádiz, con el tema: “Somos mujeres comisionadas para amistar gente con Dios”.

Por la tarde se dieron talleres con distintos temas sobre cómo reconciliarnos con nuestra identidad en Cristo, cómo reconciliar a nuestras familias, ministerios, cómo movilizar a la iglesia a llevar el mensaje de la reconciliación, cómo reconciliar el dolor de la pérdida para llevar el mensaje y cómo manejar bíblicamente la ofensa y así reconciliarnos con otros.  En estos talleres recibieron recursos y herramientas prácticas.

Una dinámica que las quebrantó fue: “Caminando por los pasos de Jesús, antes de su crucifixión”, cuando fue traicionado, herido y crucificado; entendiendo que cada paso de Jesús le iba llevando a la gran misión, reconciliar al hombre con el Padre.  Fue una noche de emoción, llanto y ministración del Espíritu Santo.

También hubo momentos en que Dios fue ministrando a las mujeres a prepararse para enfrentar el campo misionero, llenándolas de poder y unción fresca.  Una representante de cada país pidió perdón por su país que había maltratado, oprimido o despreciado de alguna manera; fue un tiempo poderoso.    Se oró también por las jóvenes presentes reconociendo en ellas el llamado a la tarea misionera en este tiempo actual.  Se les entregó a todas, una llave como símbolo de las cosas nuevas que Dios va a hacer a través de ellas en las misiones y esto comenzó allí, en Republica Dominicana, las mujeres salieron del salón a orar por algunas personas en la playa y por el personal del hotel donde fue el evento, algunos de ellos, hicieron profesión de fe, aceptando a Jesús como su Salvador.

“Todas las participantes, salieron desafiadas a involucrarse activamente en la evangelización hasta lo último de la tierra, con la convicción de que Dios les dará todo lo que necesiten para ser agentes del mensaje de reconciliación”, concluyó Wendy.

 

 

The following two tabs change content below.

Martha Claros

Directora del Área de Comunicación - COMIBAM Internacional

Comments are closed.