Sepa cómo plantar iglesias

Por Raquel Villela

“La plantación de iglesias es uno de los temas más interesantes y, al mismo tiempo, peligrosos de la práctica cristiana”. La afirmación es de Ronaldo Lidório en su libro “Plantando Iglesias”, publicado en 2007 y que, tras ser revisado y ampliado, tuvo su segunda edición lanzada por la Editora Cultura Cristiana el pasado 29 de agosto, durante la X Conferencia de Plantación de Iglesias, en Campinas (SP), Brasil.

El primer peligro que el autor presenta con relación a la plantación de iglesias es de carácter pragmático y ocurre cuando los involucrados se centran más en lo que es funcional y mensurable que en los fundamentos teológicos. El otro riesgo es sociológico, cuando los plantadores se sienten realizados al solucionar las molestias sociales, aunque no haya transformación de vidas. El tercer peligro es el eclesiológico, cuando no se comprende bien la naturaleza de la iglesia, dando espacio para adoración, predicación y cuidadoso estudio de la Palabra, sin la correspondiente misión proclamadora del evangelio, lo que hace a sus miembros infructuosos, pues “creen en Cristo y buscan el testimonio cristiano, pero son luz que no brilla y sal que no sala”, según Ronaldo Lidório.

Reflexión y práctica

El libro profundiza cada uno de los conceptos y presupuestos relacionados con la plantación de iglesias, tratando de la teología bíblica, de la naturaleza y misión de la iglesia y de la acción del Espíritu Santo. Buena parte de la publicación se dirige a orientaciones prácticas. Al desarrollar el contenido, el autor cela por la centralidad de las acciones, que siempre tiene que ser Cristo: “tal vez el mayor desafío que tenemos como iglesia no sea hacer lo que es correcto, sino hacer por la motivación correcta. La motivación para predicar la Palabra no somos nosotros, la iglesia, o incluso los perdidos, sino Cristo”. Son 208 páginas, escritas con profundidad de análisis, pero con estructura simple de texto para facilitar la comprensión.

“Plantando Iglesias” es dirigido a todos los que desean ver el evangelio transformando vidas y reuniendo a personas alrededor de la Palabra de Cristo, formando iglesias locales. Trae elementos para evaluar el perfil del plantador y reúne estrategias para ayudarlo a organizar los primeros pasos, definir visión, objetivos y estrategias, escribir un proyecto y detallar un plan de acción. Sugiere un guion con macro estrategias, detallando cada una de ellas. También presenta un método de investigación en poblaciones urbanas para fines de evangelización y plantación de iglesias. En el caso en que la realidad a ser enfrentada es la de una iglesia ya existente y debilitada, Ronaldo Lidório presenta una metodología para la revitalización, que es, en realidad, el resumen del contenido tratado de forma integral en otro libro de su autoría, “Revitalización de Iglesias – evaluando la vitalidad de las iglesias locales”. El último capítulo está dedicado a un enfoque de la realidad creciente en diversas sociedades alrededor del mundo, reflexionando sobre la evangelización urbana en un mundo líquido, plural y multirreligioso.

Experiencia propia

Ronaldo Lidório creció en un ambiente de plantación de iglesias, ya que esa era la actividad esencial de sus padres en haciendas y aldeas del interior de Brasil. Su padre comenzó a pastorear una iglesia con diez congregaciones y, al cabo de 36 años de ministerio, dejó una lista con 121 localidades bajo el título “organización de iglesias y congregaciones”. Cuando adulto, Lidório tuvo convicción de que ese era también su llamado ministerial e hizo del plantío de iglesias su área de interés, estudio y trabajo. Plantó iglesias en Ghana, África, y también en comunidades indígenas en la Amazonia brasileña.

Su libro, por lo tanto, es el resultado de las comprensiones bíblicas y académicas sobre el tema y el aprendizaje, acumulados a lo largo de 25 años de ministerio. Entre 2005 y 2017, Lidório prestó consultoría a cerca de 350 proyectos de plantación o revitalización de iglesias en 27 países. Ahora él comparte con los lectores todo el conocimiento y experiencia adquiridos, destacando que “mi oración es que ayude a los hermanos y glorifique a Dios”. Él explica en pocas palabras la razón para plantar iglesias: “podemos comprender que hay razones teológicas, pues es de la naturaleza del pueblo de Dios reunirse para la Palabra, la adoración, la comunión y la oración; hay razones misiológicas, pues la iglesia local es llamada a la misión de ser sal y luz cerca y lejos; y hay también razones estratégicas, pues la plantación de iglesias es la forma más efectiva de asegurar que el evangelio se enraíce en determinada aldea, ciudad o territorio por más de una generación”. Y para quien cree que lo más difícil es la estructuración y el funcionamiento de la iglesia en sí, Lidório deja una alerta en las páginas del libro: “el mayor desafío del cristiano no es andar en contra del mundo, sino en contra del propio corazón”.

El libro está disponible solamente en portugués y se puede obtener a través del enlace https://goo.gl/owJaf4.

Ronaldo Lidório es pastor presbiteriano y misionero vinculado a la Agencia Presbiteriana de Misiones Transculturales (APMT) y a la WEC Internacional. Actuó por nueve años en el noroeste africano entre el pueblo Konkomba-bimonkpeln como plantador de iglesias y traductor del Nuevo Testamento. Desde 2002 trabaja en la plantación de iglesias entre los indígenas de la Amazonia brasileña y en el entrenamiento misionero en diversos países. Teólogo y antropólogo, es autor de 20 libros. Ronaldo está casado con Rossana y es padre de dos hijos, Vivianne y Ronaldo Júnior.

The following two tabs change content below.

Martha Claros

Directora del Área de Comunicación - COMIBAM Internacional

Latest posts by Martha Claros (see all)

Comments are closed.