Se acerca el IV Congreso Misionero Iberoamericano

IV Congreso Misionero Iberoamericano

El campo de la misión global y la comunidad misionera iberoamericana han cambiado y continúan cambiando rápidamente.

Los cambios significativos que afectan la humanidad tienen serias implicaciones tanto en los campos misioneros como en las formas de llevar a cabo la misión. Los conflictos étnicos, la migración y su consecuente crisis de refugiados, la persecución a las minorías, los desafíos económicos y sociales, entre otros, se presentan como retos. Necesitamos entenderlos desde nuestra comprensión de la misión o misionología –discernir los tiempos, analizar su impacto y escuchar a Dios.

Necesidad de revisión y actualización de nuestra metodología y practica frente a los retos.

Al encontrarse con esos retos y nuevas realidades, la iglesia iberoamericana y su comunidad misionera debe revisar su misionología y práctica, actualizar procesos de movilización, entrenamiento, envío, sostenimiento y apoyo a los obreros, trabajo de campo.  Debemos ser proactivos en el entendimiento de la realidad, la planificación y la respuesta, y no solo reaccionar a los cambios que experimentan el mundo y la iglesia.   Requerimos considerar juntos nuestro accionar como iglesia iberoamericana en el mundo –especialmente entre los no alcanzados-, al menos para los próximos 10 años.

Tarea inconclusa.  Hay multitudes que no han escuchado el evangelio.

Es evidente que la tarea de la Gran Comisión sigue inconclusa y, por ende, vigente. Es esencial que examinemos las actuales e inminentes oportunidades en los campos misioneros.  Queremos escuchar las voces de los que envían, de los que van y de los que reciben para alimentar nuestro compromiso con Dios y con sus ordenanzas.

La necesidad de estrechar la unidad y la colaboración.

La unidad y la colaboración siguen siendo valores fundamentales en la misión.  Necesitamos profundizar nuestras relaciones e identificar más oportunidades para trabajar juntos.  Los movimientos y entidades misioneras de Europa, Norteamérica, Asia, África y Oceanía están muy dispuestos e interesados en estrechar la colaboración con nuestro movimiento, mediante el dialogo e involucramiento.   También debemos escuchar las iglesias nativas en los campos misioneros de otros continentes y a la iglesia indígena del continente americano, para servir unos a otros y desarrollar una mejor colaboración.

Nos reuniremos, del 22 al 25 de agosto del 2017, para juntos escuchar a Dios, adorarle, orar, reflexionar, compartir y considerar nuestro llamado a seguir a nuestro Señor Jesús, caminar unidos, crecer en compromiso y frutos y vivir todo el evangelio entre todos los pueblos.

El Equipo Coordinador del IV Congreso Misionero Iberoamericano se reunió en Bogotá del 27 al 29 de octubre.  La mañana del sábado 29, dedicó tiempo a orar por cada uno de los que participarán del congreso, por cada organización que estará representada, en diferentes formas, y por cada persona involucrada en la organización.

Le invitamos a acompañarnos en oración.

ec_congreso

The following two tabs change content below.

Martha Claros

Directora del Área de Comunicación - COMIBAM Internacional

Deja un comentario