¿Qué es un equipo misionero y por qué es importante?

-equipo-

Por Zane Pratt

Los cristianos que se sienten atraídos por el servicio misional entre los pueblos no alcanzados a menudo son personas con personalidades fuertes. Tienen una determinación obstinada de ir a donde necesiten ir y hacer lo que tengan que hacer para glorificar a Dios y difundir el evangelio. En general, eso es algo bueno. El trabajo pionero del evangelio requiere determinación, convicción y resistencia.

Además, cuando los discípulos de Jesús se enfrentan a la gran cantidad de personas y grupos de personas que no tienen acceso al evangelio, a menudo están dispuestos a ir solos, si es necesario, a predicar el evangelio donde aún no se conoce a Cristo. A veces son solitarios por naturaleza, y a veces están dispuestos a ser solitarios porque nadie más los acompañará.

En otras ocasiones, los evangelistas se frustran tanto con otros evangelistas que concluyen que hacerlo solo será más fácil y más fructífero. ¡Es obvio en los círculos misioneros, que otros misioneros son a menudo el mayor desafío que enfrentan en el campo!

Cuando unes un grupo de personalidades fuertes en un equipo, en un lugar con pocos creyentes, donde no hay forma de alejarse unos de otros, y luego agregas el estrés de la vida y el trabajo intercultural, la combinación puede ser combustible. ¿Vale realmente la pena el trabajo en equipo? ¿Está bien que alguien vaya solo y trabaje solo para difundir el evangelio, o son los equipos lo suficientemente importantes como para justificar esperar y luego trabajar con otros?

Razones para formar equipos

El patrón del Nuevo Testamento

En nuestra organización, estamos convencidos de que nunca es bueno que un individuo, una pareja o una familia vivan y trabajen solos. Hay un número de razones para esto. En primer lugar, en el Nuevo Testamento vemos ejemplos consistentes de obreros del evangelio que operan en equipos, o al menos en parejas. No existe una orden específica de que los misioneros solo pueden ir como parte de los equipos, pero el precedente está claramente ahí.

La sabiduría de la experiencia

Contamos con más de 170 años de experiencia, y esa experiencia ha demostrado que vivir y trabajar solo es difícil para los misioneros, y que las personas que trabajan solas tienen más dificultades para permanecer en el campo, y mucho menos prosperar en su trabajo. Desde un punto de vista bíblico, quizás la razón más convincente para ir como parte de un equipo es que la Biblia no tiene una categoría para un cristiano que no participa activamente en la comunidad de una iglesia en el lugar donde vive. En situaciones pioneras, donde no hay iglesia, los compañeros de equipo deben ser iglesia unos con otros.

Las bendiciones de la comunión

No es casualidad que uno de los primeros equipos del movimiento misionero moderno, los tres de Serampore, Carey, Marshman y Ward, se aliaran como iglesia como uno de sus primeros actos juntos en el campo. Los creyentes necesitan el aliento, la enseñanza y la rendición de cuentas al cuerpo de Cristo. Es peligroso ir sin eso.

Por tales razones, el liderazgo de la Junta de Misiones de la Convención Bautista ha desarrollado la siguiente declaración sobre equipos misioneros:

En el Nuevo Testamento, los discípulos en misión suelen servir en equipos en los que diferentes personas tienen diferentes roles y responsabilidades. Más allá de este precedente bíblico, la Escritura señala fuertes razones personales, prácticas y pastorales para que los discípulos en misión no sirvan en forma aislada de los demás. Incluso existen razones evangelísticas para que los discípulos exalten a Cristo en el contexto de la comunidad cristiana. En consecuencia, creemos que es mejor que los misioneros de la IMB sirvan en equipos en los que diferentes personas tienen diferentes roles y responsabilidades en la tarea misionera.

Un equipo misionero es un grupo identificable de discípulos que se reúnen regularmente, se cuidan mutuamente desinteresadamente y se asocian entre ellos intencionalmente para hacer discípulos y multiplicar iglesias entre personas y / o lugares particulares no alcanzados. Los equipos pueden estar compuestos por misioneros de la IMB, creyentes nacionales y / u otros socios de la Gran Comisión. La IMB proporciona múltiples vías a través de las cuales los misioneros pueden servir en uno de estos equipos, cada uno de los cuales tiene calificaciones únicas, involucra varios tipos de capacitación, necesita medidas apropiadas de responsabilidad e incluye diferentes niveles de apoyo financiero y / u otro tipo de apoyo de la IMB.

Fuente: International Mission Board

The following two tabs change content below.

Martha Claros

Directora del Área de Comunicación - COMIBAM Internacional

Comments are closed.