Presentación del Nuevo Testamento en mixteco de Mechoacán

Traduccion_UNTI

Santa Catarina Mechoacán, Oaxaca, México.

El pueblo mixteco de Santa Catarina Mechoacán se localiza en el estado de Oaxaca; es uno de los poblados pertenecientes a la región conocida como la Costa Chica. Los habitantes de Mechoacán han dado un nombre propio a Mechoacán en su lengua materna: «Ñuu Tyaka», que quiere decir «pueblo de pescado». De las 6,000 personas que moran ahí, el 99% habla el idioma mixteco.
El pasado ​25 de mayo​ hubo una gran celebración en este pueblo. Más de 500 personas se reunieron en la explanada municipal para ser parte de un acontecimiento único: La llegada del Nuevo Testamento escrito en mixteco​, su lengua materna.

Por más de siete años un equipo de traductores mixtecos, nativos de Mechoacán, miembros de la Unión Nacional de Traductores Indígenas (UNTI A. C.), trabajaron para entregar en manos de su gente el libro más leído y traducido en la historia. Este acontecimiento no sólo representa el crecimiento espiritual, técnico y profesional de los traductores, sino también de la misma organización, ya que el trabajo fue realizado de principio a fin en un contexto mexicano. Su diseño está caracterizado por símbolos propios del pueblo de Mechoacán, los cuales ayudan a resaltar el valor de la identidad y cultura del pueblo y permiten presentarlo de manera digna ante ojos de todos

La preparación de la gran fiesta comenzó desde varias semanas atrás. Tanto la iglesia mixteca como varios de los pobladores estuvieron aportando de distintas maneras y participando en todos los preparativos. Unos traían pan, otros fruta; algunos iban por leña mientras las mujeres cocinaban y hacían tortillas, entre otras actividades más en las que generosamente muchos participaron, motivados por el anhelo de tener en sus manos el libro que por tanto tiempo habían anhelado.

Al llegar el día, los hermanos mixtecos se reunieron para desfilar por las calles del pueblo, portando su traje típico y cargando sobre sus hombros las cajas donde venía el libro anhelado. Envueltos en un total ambiente de celebración y alegría, que animaba a las personas a salir de sus casas y contemplar la gran celebración, llegaron hasta el lugar de reunión, donde el Nuevo Testamento fue recibido de forma conmovedora entre cantos, música, lágrimas, aplausos y gritos de alegría.

De manera simbólica, el Nuevo Testamento fue entregado a una niña, un joven y un anciano, como muestra del impacto que la Palabra de Dios trae a cada generación y del fruto que traerá para bendición de muchas generaciones.

Este Nuevo Testamento es el número 150 en ser traducido en una de las 364 lenguas indígenas que se hablan en México, y ha llegado como alimento en el tiempo oportuno para sustentar, sanar y restaurar el corazón y alma de todo un pueblo que ahora podrá disfrutar de la Palabra que permanece para siempre.

 

The following two tabs change content below.

Martha Claros

Directora del Área de Comunicación - COMIBAM Internacional

Comments are closed.