¿Por qué deberíamos involucrarnos en misiones globales?

Por Hélder Favarin

Plantamos C29 Granada hace casi 5 años. Nuestro sueño y deseo era contribuir a lo que Dios ya estaba haciendo a través de las demás pocas y pequeñas iglesias evangélicas: ser especialmente intencionales en conectar con los no cristianos y, sobre todo, con los estudiantes universitarios y los jóvenes en general. La Universidad de Granada tiene más de 60.000 estudiantes ­ — de los cuales probablemente menos de 100 son evangélicos y forman parte de alguna iglesia local. Es una de las universidades europeas que reciben más estudiantes de intercambio, principalmente de otros países europeos.

Este es el tipo de necesidad que nos empujó a Ana [mi esposa] y a mí a convertirnos en misioneros en Europa.

EUROPA

  1. Europa, con aproximadamente 700 millones de habitantes, posee el porcentaje más bajo de evangélicos de todos los continentes y el porcentaje más alto de ateos o agnósticos.
  2. En Europa hay alrededor de 20 países con menos de un 1% de evangélicos.

Europa es, en la actualidad, el continente donde el cristianismo menos crece y en algunos países (como Suecia) está incluso disminuyendo.

A lo largo del último siglo (y, tristemente, continúa en nuestros días), el oeste de Europa ha experimentado el mayor descenso en el número de cristianos que jamás se haya registrado en ninguna parte del mundo.

Y este reto es aún mayor entre la juventud europea. Este es el sector demográfico donde encontramos el mayor índice de ateísmo del mundo entero.

El 55% de los jóvenes españoles se declara sin religión. En la República Checa llega al 91%.

Hay cientos de pueblos en España con miles de habitantes y sin una sola iglesia evangélica.

En diferentes partes de Europa, como es el caso de España, a los evangélicos se nos ve como una secta (si es que saben quiénes somos).

Pero no he venido solo para hablar de Europa.

¿Por qué deberíamos involucrarnos en misiones globales?

¿Por qué deberíamos cooperar con lo que Dios está haciendo más allá de las fronteras de nuestro país? Antes de dar una respuesta bíblica a esta cuestión vital, dejadme decir lo siguiente: Porque esto es para todos y cada uno de nosotros. La misión global no es solo cosa de misioneros. Cada cristiano es una persona con una misión. Todos vosotros sois parte de la misión de Dios. Estudiantes, abogados, atletas, músicos, personal de limpieza, maestros/as, empresarios/as, jóvenes, madres, padres, abuelos… todos nosotros.

Lea el documento completo aqui.

The following two tabs change content below.

Martha Claros

Directora del Área de Comunicación - COMIBAM Internacional

Comments are closed.