Misioneros van a las zonas más frías del planeta para evangelizar a una población aislada

zona_fria

 

Una organización misionera llamada Slavic Gospel Association (SGA) está enfrentando los límites del clima para llegar a las poblaciones que viven en las regiones más frías del planeta. Los misioneros enfrentan temperaturas que alcanzan menos 40 grados centígrados e incluso sorprenden a los locales.

Eric Mock es uno de los misioneros que presenció una visita en la región rusa de Yakutia. En Yakutsk, la capital de Yakutia, la temperatura es de menos 42 grados centígrados, un frío tan intenso que puede matar a cualquier ser humano simplemente caminando al aire libre de manera inadecuada.

El trabajo de los misioneros también se realiza a través de donaciones. Llevan ropa abrigada, alimentos y combustible a los residentes, ya que en algunas regiones, como Ucrania, donde hay un conflicto armado en la frontera rusa, muchos residentes lo necesitan y no son acogidos por el gobierno.

“Hay personas que permanecen en esa región, atrapadas en el fuego cruzado, que viven en casas donde incluso se han volado las ventanas. Tienen mantas en sus ventanas para tratar de calentarse”, dijo Eric Mock, según Christian Network  News.

“Cuando llega el frío, da miedo, especialmente para los niños pequeños. Mantenerlos calientes es muy difícil”, dijo el misionero. Los riesgos involucrados en la misión cristiana sorprendieron incluso a los locales, que no tenían idea de recibir a tal anfitrión en condiciones tan extremas.

“Parados en la nieve para ayudarlos, querían escuchar el Evangelio primero y luego obtener la comida”, dijo el misionero.

“Recuerdo que un hombre de la multitud se volvió hacia mí y me dijo: ‘El gobierno no nos está proporcionando ayuda. Nuestra propia gente no nos está proporcionando ayuda. Pero la iglesia local aquí, nos está brindando ayuda”, dijo.

La diferencia de actitud hacia las necesidades de los residentes fue vista como un elemento que sirvió como puerta para un diálogo más franco sobre el Evangelio. “Queremos saber de usted”, dijo el hombre al misionero. “Queremos escuchar lo que tiene que decir porque vemos que se preocupa por nosotros”.

Finalmente, Mock concluye destacando la centralidad del Evangelio de Cristo en la obra de los misioneros. Entienden que el amor debe demostrarse en la práctica, pero también debe apuntar a la salvación espiritual de los pecadores arrepentidos.

“Si fuera solo por mantas y calentadores, realmente pensaría que no deberíamos ser parte de esto, porque realmente no transformaríamos sus vidas”, dijo.

Concluye: “El evangelio es central. Por lo tanto, el ministerio de compasión se convierte en la acción que tomamos y en la construcción de puentes que se llevan a cabo para transmitir el Evangelio, de modo que sus vidas puedan transformarse”.

Fuente: Noticias Gospel

The following two tabs change content below.

Martha Claros

Directora del Área de Comunicación - COMIBAM Internacional

Comments are closed.