Me entrego por completo

Es tiempo de llevar el amor de Jesús. Es tiempo de ser sus manos. Su corazón. Su voz.

Deja una respuesta