Llegando a los menos evangelizados de Brasil

Por Raquel Villela

Como parte de los esfuerzos para apoyar la iglesia brasileña en sus acciones junto a los segmentos menos evangelizados del país, se llevó a cabo de 6 a 8 de septiembre, en Curitiba (PR), Brasil, la Conferencia Pueblos Minoritarios, organizada por la AMTB – Asociación de Misiones Transculturales Brasileñas, en conjunto con las alianzas y redes que componen el Movimiento Pueblos Minoritarios. En la conferencia se discutieron iniciativas de evangelización y se establecieron nuevas conexiones para fortalecer el movimiento, que ya ofrece capacitación, discipulado, investigación, consultoría y estrategias para alcanzar ese público.

Los líderes de los segmentos representados compartieron en plenarias un panorama de las dificultades y de las oportunidades en sus contextos, y en talleres trataron de sus particularidades con más profundidad. En el período de la conferencia se formalizó la creación de una nueva alianza en la AMTB, la Alianza Pro-Traducción de la Biblia, con la expectativa de que contribuya a atender una necesidad común a algunos de los segmentos menos evangelizados, que es la de poseer la Biblia en su propia lengua. En el evento también hubo momentos de reflexión teológica y misiológica y se abordaron cuestiones de interés general, como la ganancia obtenida al vincular la evangelización con emprendimientos rurales.

 Ocho segmentos

Los grupos de personas menos evangelizadas en Brasil fueron definidos a partir del Censo Demográfico de 2010 y detallados con datos de organizaciones misioneras y gubernamentales. Son ocho segmentos en total, siendo siete socioculturales y un socioeconómico. Los socioculturales son: Indígenas, “Ribeirinhos”, Gitanos, “Sertanejos”, “Quilombolas”, Inmigrantes y Sordos. El segmento socioeconómico está compuesto por los Más Ricos entre los Ricos y los más pobres de los Pobres. En la conferencia estaban presentes sólo los siete segmentos socioculturales.

La población indígena de Brasil es de aproximadamente 700 mil personas, con 257 etnias oficialmente reconocidas. Al considerar los subgrupos, se llega a un total aproximado de 340 etnias. De éstas, 106 no tienen ninguna presencia evangélica, aunque al menos 60 estén abiertas al trabajo misionero. “Ribeirinhos” son los que viven a orillas de los ríos de la Amazonia, en unas 37 mil comunidades, de las cuales 10 mil no cuentan con iglesias evangélicas. Los “sertanejos” viven en la región semiárida de Brasil conocida como “sertão” y se estima que existen seis mil asentamientos “sertanejos” sin presencia evangélica. Se considera asentamiento la agrupación de dos a cinco familias. El número de gitanos en Brasil es de 800 mil a 1,2 millón, siendo que la mayoría vive en la región Nordeste y es de la etnia Calon. Los quilombolas son los descendientes de aquellos huidos a lugares distantes en la época de la esclavitud. El gobierno reconoce oficialmente a 3,2 mil comunidades quilombolas, siendo al menos 600 no evangelizadas. El segmento de inmigrantes incluye a los refugiados. La Policía Federal estima en cerca de 750 mil la población extranjera en Brasil, que es procedente de más de 100 países, de los cuales 27 están cerrados para el Evangelio. En Brasil se estima en 5,4 millones de personas con algún grado de sordera, de las cuales sólo el 1% se declara evangélico.

Traducción de la Biblia

La Alianza Pro-Traducción de la Biblia fue formalizada el 7 de septiembre y reúne a 13 organizaciones brasileñas que trabajan con la traducción de la Biblia. La Alianza tiene el objetivo de facilitar la colaboración entre esas organizaciones para que respondan mejor a las necesidades de traducción y tengan más fuerza para sensibilizar a la iglesia brasileña, ampliando su compromiso en el movimiento de traducción de la Biblia.

Entre los pueblos minoritarios presentes en el evento, hay necesidad de traducción para sordos, gitanos e indígenas. Hay trabajos iniciados o concluidos en estos tres segmentos, pero aún queda mucho por hacer. La mayor necesidad es entre los indígenas, pues la Biblia completa está presente en sólo seis lenguas, mientras que el Nuevo Testamento está disponible para 32 lenguas y otras 23 cuentan con porciones bíblicas.

 

The following two tabs change content below.

Martha Claros

Directora del Área de Comunicación - COMIBAM Internacional

Comments are closed.