“La situación en Beira es crítica”, dicen cristianos en Mozambique

 

Un ciclón ha devastado la región central del país, provocando daños en casas y afectando también los servicios de abastecimiento eléctrico y de agua. La cifra de muertos podría alcanzar el millar de personas.

El ciclón tropical Idai ha devastado el litoral de la región central de Mozambique, con vientos de hasta 177 kilómetros por hora que han derrumbado casas y edificios, cortado carreteras y afectado las infraestructuras de abastecimiento de recursos básicos, como electricidad y agua. Aunque la cifra oficial de muertos es de 200, el presidente del país, Filipe Nyusi ha asegurado que se podría superar el millar fallecidos. “Todo indica que podremos registrar más de mil muertos”, ha señalado Nyusi en una comunicación a la nación.

Una de las ciudades más afectadas es Beira, con cerca de medio millón de habitantes y que ha quedado destruida en un 90%. “La ciudad no tiene agua potable. Faltan filtros de agua. No hay energía eléctrica y las calles están bloqueadas con árboles que han sido derrumbados por el viento”, ha explicado a Protestante Digital el presidente de la Convención Bautista de Mozambique (CBM, por sus siglas en portugués), Lourenço Anteiro.

Además, según el presidente de Mozambique, la localidad ha quedado prácticamente incomunicada después de que la carretera nacional número 6 haya sufrido cuatro cortes, según informa el medio local Savana. “Las aguas de los ríos Pungwe y Buzi se han desbordado, haciendo desaparecer aldeas enteras y aislando comunidades”, ha lamentado Nyusi, que también dijo que pueden verse “cuerpos flotar”. “Un verdadero desastre de grandes proporciones”, ha añadido el presidente, que ha recordado que la vida de más de 100.000 personas corre peligro.

Las consecuencias de Idai también han llegado a países vecinos como Zimbabwe o Malawi, donde se han registrado provisionalmente 98 y 56 personas fallecidas al respecto, aunque la cifra podría incrementarse en los próximos días. En total, la ONU considera que más de 1,7 millones de personas se han visto afectadas por el temporal, que ha llegado incluso a Kenya.

Daños en hospitales, escuelas e iglesias

Según informan desde la Unión Evangélica Bautista de España (UEBE), citando al Instituto Nacional de Gestión de Calamidades de Mozambique, “873 viviendas han sido destruidas, así como 24 hospitales y 267 aulas escolares están inundadas”. La entidad española está presente en el país africano a través de una misión en la que se encuentra Sara Marcos, que según ha confirmado a este medio se encuentra a salvo, y también el centro en el que trabaja.

“La situación en Beira es crítica”, ha lamentado Anteiro. “Algunas iglesias están destruidas, como el templo de la Iglesia de Muchatazine, la Iglesia del Aeropuerto y otras fabricadas con materiales precarios”, señala.

Movilizaciones para ayudar

Según Anteiro, “la Convención Bautista de Mozambique ha creado una comisión de emergencia que está monitoreando la situación para recibir y dirigir apoyos hacia las víctimas”. “El plan es reconstruir las vidas para que vuelvan a la normalidad”, avisa. Un trabajo que se está desarrollando juntamente con UEBE, según informan desde la organización española. “Queremos ayudar. Somos un pueblo solidario y tenemos a Mozambique en nuestro corazón”, dicen desde la entidad, que tiene a disposición una cuenta para emergencias.

El presidente Nyusi ha solicitado ayuda a la comunidad internacional, que ya ha comenzado a movilizar y a destinar recursos al país. De momento hay algunos barcos realizando operaciones de búsqueda y de salvamento en la costa de Beira, y el gobierno ha enviado a las fuerzas de seguridad y defensa a la región. Desde la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (FICR) ya están trabajando en las labores de rescate, aunque advierten de dificultades porque “están totalmente interrumpidas las comunicaciones y las carreteras están destruidas”.

Fuente: Protestante Digital

The following two tabs change content below.

Martha Claros

Directora del Área de Comunicación - COMIBAM Internacional

Comments are closed.