La crisis de los refugiados rohingya marca dos años

rohingya

 

Acabamos de pasar más de dos años de la crisis de refugiados rohingya. En agosto de 2017, más de 700,000 rohingyas huyeron de Myanmar luego de una ofensiva liderada por los militares en la nación. El Director Ejecutivo de Forgotten Missionaries International FMI (Misioneros Olvidados Internacional) Bruce Allen, ofrece un resumen de la situación.

“Myanmar, o Birmania como también se le llama, es casi 90% budista. Pero los refugiados rohingya han estado compuestos principalmente por los musulmanes minoritarios en esa región. Y cuando las autoridades budistas realizaron esta ofensiva contra ellos, simplemente huyeron en masa a Bangladesh”.

Refugiados rohingya en Bangladesh

Bangladesh es una de las naciones musulmanas más grandes del mundo. También es uno de los países donde FMI apoya a los plantadores de iglesias y pastores nacionales. Algunos de los socios de FMI viven cerca de los campos de refugiados rohingya en Bangladesh. Sin embargo, el ministerio en los campos de refugiados rohingya es un poco complicado.

“Se les prohíbe compartir el Evangelio abiertamente. Pero uno de nuestros socios, que es pastor y plantador de iglesias en el área, conoce a muchos rohingya que han confiado en Jesucristo. A menudo, tendrían que abandonar los campamentos para recibir atención médica en un hospital local que tiene mucho personal cristiano”, explica Allen.

Los socios de FMI han tenido la oportunidad de compartir de Cristo fuera de los campamentos. Sin embargo, con la prohibición del Evangelio, las regulaciones estrictas y los problemas culturales desafiantes, estos pastores y plantadores de iglesias necesitan un fuerte apoyo de oración.

“Esto me recuerda cuando el apóstol Pablo alentó a la gente a orar por él. En 1 Corintios 16: 9, dice que hay una puerta abierta para un gran trabajo aquí, pero hay muchos que se oponen a mí, hay muchos desafíos. La misma situación está sucediendo en los campos de refugiados ahora”, dice Allen.

Necesidad de esperanza

Los desafíos de la vida diaria también continúan para los refugiados. Con una alta tasa de natalidad, aumentos en el precio de los alimentos y pocos planes económicos para el futuro, las personas necesitan esperanza. Necesitan una esperanza que no depende de las circunstancias. Necesitan la esperanza que se encuentra en Cristo.

“Uno de los pastores que apoyamos, que vive cerca de los campos de refugiados, visitará a personas heridas en los hospitales, incluyendo refugiados heridos, y tratará de hacerse amigo de las ellos. Pero también verá lo que les están haciendo a sus propios vecinos de Bangladesh en las aldeas que rodean estos campamentos”, explica Allen.

“Él dice: Oro por un momento en que los rohingya puedan regresar a su tierra natal en Myanmar. Pero mientras están aquí, nosotros los cristianos queremos que conozcan a Jesucristo y depositen su fe en él”.

Ore para que los refugiados rohingya puedan regresar a casa pronto y que muchos regresen a casa con una nueva fe en Cristo. Pídale a Dios que les dé a estas personas esperanza y paz, a pesar de sus circunstancias. Ore para que surjan oportunidades para que los socios de FMI compartan la esperanza del Evangelio con los refugiados en Bangladesh y por fortaleza y sabiduría para los socios de FMI que ya están trabajando con los refugiados.

Fuente: Mission Network News

 

 

The following two tabs change content below.

Martha Claros

Directora del Área de Comunicación - COMIBAM Internacional

Latest posts by Martha Claros (see all)

Comments are closed.