La Biblia en español celebra 450 años

 

La primera Biblia completa en español se publicó en 1.569 y este año 2.019 celebra sus 450 años. Esta celebración tiene una relevancia singular por tratarse de la Palabra de Dios traducida a la segunda lengua más hablada del mundo.

Precisamente es esta Biblia la que ha permitido llevar el Evangelio a millones de personas, alrededor del mundo, incluso ser base de consulta para muchos que han trabajado en la traducción a otros idiomas. Cualquier misionero (a) puede identificarse plenamente con la Biblia del Oso de Casiodoro de Reina.

Cristian Gómez

El Director del Museo de la Biblia en México, Maná, Museo de las Sagradas Escrituras, Cristian Gómez, nos relata la historia de los orígenes de la Biblia Reina Valera.

Casiodoro de Reina anhelaba que su nación conociera a Cristo, porque él pertenecía a una nación católica y su principal preocupación era que las personas encuentren a Cristo a través de la Biblia, en un idioma que puedan entender.

“Casiodoro tuvo la firme convicción de llevar el evangelio a su nación, por eso se dedicó a la traducción de la Biblia al español, a pesar de que su trabajo estaba bajo persecución de parte de la inquisición española. El Rey Felipe II puso precio a su cabeza. También sufrió persecución de parte de algunos sectores protestantes. Esta misma realidad hoy experimentan miles de misioneros alrededor del mundo que se dedican a la traducción bíblica”, afirma.

Si quería que la Biblia fuera recibida en un país católico, Casiodoro tenía que conservar el orden de los libros según vienen en la Vulgata, (traducción de la Biblia hebrea y griega al latín) y conservar los libros Deuterocanónicos.

A causa de la persecución, Casiodoro no puso su nombre a su trabajo, porque la inquisición había publicado una lista de autores prohibidos y él estaba en esta lista.

La primera publicación fue denominada la Biblia del Oso por un emblema que aparecía en su portada: un oso junto a un árbol, tratando de alcanzar una colmena para beber su miel, que era el logotipo del impresor Mattias Apiarius. Esta ilustración se utilizó dado que se quería evitar el uso de íconos religiosos, porque en aquella época estaba prohibida cualquier traducción a lenguas locales de las Sagradas Escrituras (la traducción oficial existente era el latín).

Por qué se llama Reina Valera

Casiodoro de Reina fue un monje que conoció a Cristo. Huye a lo largo de 12 años, y en estas circunstancias va realizando la traducción, además de su trabajo misionero y pastoral. A su muerte, otro monje, que fue su compañero, llamado Cipriano de Valera, revisó la traducción del trabajo de Casiodoro, e hizo cambios mínimos de tal manera que hasta cierto punto, dice Cristian, es injusto llamarle Reina Valera porque el trabajo es de Casiodoro.

Valera dedicó 20 años de su vida a la revisión del trabajo de su compañero de claustro. Como resultado, la referida versión salió publicada en 1602 y fue llamada la Biblia del Cántaro, porque en la portada podía verse estampada la imagen de dos hombres: uno que está plantando un árbol, mientras el otro lo riega con agua que sale de un cántaro.

Según algunos expertos, esta ilustración fue tomada en alusión al texto bíblico de 1 Corintios 3:6: «Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios».

Solo por esta revisión, por más de 400 años se pensó que el trabajo era de Cipriano de Valera. Si se ve una de estas Biblias de 1870 o 1900 dice “Biblia de Cipriano de Valera”.  Es hasta principios del siglo XX que se descubre la historia y se reconoce que el verdadero traductor fue Casiodoro de Reina.

Qué le hace especial a esta versión

Según Cristian Gómez:

  • Del trabajo realizado por Casiodoro es importante destacar su valor literario por dos motivos: primero, por la calidad de su lengua, que la convierte en un monumento de la literatura iberoamericana; y segundo, por su extrema fidelidad al original, ya que recoge el tono primordial de las tradiciones hebreas.
  • Por ser la primera Biblia completa en español, porque en aquella época había algunas traducciones parciales del Antiguo y Nuevo Testamento, pero nunca una Biblia completa.
  • Es una Biblia del exilio, siendo traducida al español desde afuera de España.
  • Es una Biblia traducida de las lenguas originales.
  • Por más de 400 años estuvo prohibida en Iberoamérica. En nuestros países hijos de la contra reforma, no se podía dar la Biblia al pueblo. Cuando empieza a llegar a fines del siglo XIX a nuestros pueblos latinoamericanos, llega con persecución y muchos colportores mueren por llevar esta Biblia a los pueblos.
  • Finalmente, es la Biblia general para la mayoría de los evangélicos, la más amada, con la que han conocido el evangelio y con la que han crecido en su vida espiritual.

Sirvió como base para la traducción a otros idiomas

La Biblia Reina Valera, ha sido fundamental en la traducción a otros idiomas, sobre todo en Iberoamérica, afirma Cristian, porque muchos de los traductores de lenguas indígenas que han traducido la Biblia, no leen griego ni hebreo. En realidad, muchos de ellos lo hicieron utilizando la Reina Valera, pues ha sido la más publicada y difundida en el mundo cristiano. Incluso en muchos grupos étnicos, cuando una traducción bíblica en su lengua está lista, los expertos bilingües que hablan español la comparan con la Reina Valera, y si no se parece, rechazan su traducción.

“Entonces no solamente los lingüistas o los expertos del griego y hebreo se han basado en la Biblia Reina Valera, sino que además nosotros tendríamos que tener mucho cuidado de que haya una cierta armonía en los textos, porque de lo contrario podemos rechazar un trabajo tan importante como es una traducción bíblica”.

Estamos tan acostumbrados a la Reina Valera que cuando aparece una nueva traducción y hay un cambio, pensamos que es una falla y genera una falta de credibilidad.

El problema es que no conocemos las ciencias bíblicas porque no tenemos originales de la Biblia, aclara Cristian, pero gracias a Dios sí tenemos alrededor de diez mil manuscritos griegos y hebreos de las lenguas originales. Sin embargo, esos manuscritos tienen variantes, porque los libros cuando se copiaban a mano siempre resultaban diferencias. Entonces, la tarea de un biblista es comparar manuscritos y variantes para tratar de acercarse a través de esa comparación, a una aproximación del texto original.

Quiénes deberían celebrar los 450 años

Cristian Gómez, dice haber escrito a las 27 Academias de las lenguas en el mundo para que la celebren. Considera que la Biblia del Oso debería celebrarse en todo el mundo, primero porque es la Palabra de Dios en una de las lenguas más importantes del mundo, y segundo porque es una “Obra Grandiosa” y es una de las grandes literaturas de la humanidad. Tenemos que celebrarla todos los que hablamos español. El Libro de los libros llegó hace 450 años y enriqueció enormemente a muchos de los intelectuales del siglo XX. Muchos latinoamericanos crecieron con la Reina Valera, se familiarizaron con ella y la citan en sus libros.

“Tendrían que celebrar todas las Sociedades Bíblicas, todos los seminarios, todas las academias de literatura y poesía, todas las iglesias, y esa es la conciencia que queremos despertar no queremos centralizarnos ni poder hacer todo, solo queremos animar y despertar, la conciencia para que todo el mundo lo haga. Cada quien, haciéndolo en su país, para impactar a Iberoamérica.  Entonces, por una parte, se despertaría el interés en los que no leen la Biblia y, por otra, se despertaría el interés en la iglesia para darle a la Biblia el lugar que corresponde, como la máxima autoridad de la doctrina y la práctica eclesiástica”, concluye.

 

The following two tabs change content below.

Martha Claros

Directora del Área de Comunicación - COMIBAM Internacional

Latest posts by Martha Claros (see all)

Comments are closed.