El sublime valor de la entrega

 “Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo”. Lucas 14:33

“Ya no soy mío, sino tuyo. Ponme en lo que quieras, colócame con quien quieras. Ponme a hacer, ponme a sufrir. Déjame ser empleado por ti o puesto a un lado por ti, exaltado por ti o humillado por ti. Déjame estar lleno, déjame estar vacío. Déjame tener todas las cosas, déjame tener nada. Libre y de todo corazón cedo todas las cosas a tu placer y disposición” Juan Wesley


Con Jesús en la intercesión: Vivir en un mundo corrupto con la mentalidad del Reino de Dios tiene el potencial de llevar el creyente a muchos conflictos de voluntad. El ejemplo perfecto de cómo reaccionar está en Jesús cuando estaba a punto de ser crucificado. Su voluntad era que se le quitara la copa, pero eligió hacer la voluntad del Padre. Ese es el nivel de entrega que se espera de todo creyente. Lo que Dios quiere debe ser siempre la prioridad. No basta orar para que se haga la voluntad del Padre en la tierra como en el cielo. Es necesario vivir con conciencia de esto en todo momento, con la disposición de buscar el reino de Dios y su justicia en primer lugar, de entregar el señorío de la vida totalmente a Jesús. No se trata de una entrega fácil, automática o puntual, sino de un largo proceso que permite llevar a cada cristiano a niveles cada vez más profundos de intimidad con Dios, mientras todas las demás cosas le son añadidas. Hay algo que sacrificar, pero hay algo mucho más elevado y significativo que Dios tiene para ofrecer a todo aquel que se entrega a Él.


Líbano. Cuando sacamos a Dios de nuestras ecuaciones, cuando sentimos que no lo necesitamos es cuando llegamos a vivir calamidades. Décadas de corrupción y fracasos llevaron al Líbano a un colapso en diferentes áreas de la sociedad. Pero en medio de calamidades e incertidumbres la gente comienza a buscar más. Casi los 2 millones de refugiados en el Líbano están en la búsqueda del Evangelio y se pueden ver resultados espirituales inesperados. Ore por un movimiento sin precedente del Espíritu Santo en esta Nación. Ore por un espíritu de unidad y muchos más en el Líbano conozcan a Cristo.


– De un Obrero.  Esto sucede en Kenia, “Me encuentro en una aldea sin agua corriente ni electricidad, he caminado mucho compartiendo las historias del Maestro, estoy hablando del Agua de Vida y de la Luz del mundo. Quizás pueda sonar a poco, pero tres personas entendieron el mensaje y la próxima semana tomaran el paso del bautismo. Acompáñame en oración por el crecimiento de estas vidas, pero también intercede por liberación en una pareja de discípulos, que su familia se afiance en los principios del reino. Que puedan crecer en la libertad que solo Cristo nos ofrece”.


– Oralidad. Muchas culturas dependen de métodos orales como la narración de historias para comunicar el evangelio. ¿Sabías que hay comunidades remotas en la República Democrática del Congo que se sienten olvidados ya que no tienen una traducción de la Biblia escrita en su idioma materno? Nosotros podemos olvidar, pero Dios no los ha olvidado y por eso hay organizaciones como MIAF y Semilla que se unen para comenzar los procesos de traducción para estas tribus. ¿Podrías orar por seguridad, favor y gracia de Dios sobre cada persona involucrada?


Intercede Por Etnias No Alcanzadas

– Yaeyama en Japón

Los Yaeyama de Japón son uno de los varios grupos étnicos que viven en las islas Ryukyu. Se consideran budistas, aunque prevalecen las prácticas chamánicas, son considerados ciudadanos de segunda clase en la cultura japonesa, lo que les hace buscar un sentido de pertenencia. Oremos que sean atraídos por el Dios que los llama a pertenecer, el que nunca los dejará. Oremos Isaías 61.9 «Su descendencia será conocida entre las naciones, y sus descendientes en medio de los pueblos…”


– Baygo musulmán de Sudan

Entre estas 1300 personas no se conocen seguidores de Jesús. Son uno de los grandes pueblos Daju de Sudán. La principal religión que practica el pueblo Baygo es el Islam, se les enseña desde pequeños que su religión encierra la ley perfecta, y las formas en que Alá quiere que vivamos. Será necesario orar con fidelidad por la gente Baygo. Entonces algunas personas que aman al Señor más que sus vidas tendrán que ir a ellos con el evangelio. Ore por un avance espiritual entre los Baygo y otros pueblos Daju en Sudán que conduzca a un movimiento de discipulado.


 

The following two tabs change content below.

Mary Fernández

Latest posts by Mary Fernández (see all)

Comments are closed.