“El Señor está con nosotros y muestra su poder en cada individuo”, dicen cristianos libaneses

Libano-Explosion

Desde España, Alianza Solidaria ha puesto en marcha una campaña de emergencia para atender a decenas de familias tras la explosión.

A medida que pasan los días, siguen recogiéndose diferentes testimonios sobre la explosión que el martes 5 sacudió la capital del Líbano, Beirut, dejando más de un centenar de muertos y al menos 5.000 heridos.

Una de esas voces que han querido explicar cómo transcurrió la tragedia es la de Trivina, una joven estudiante cristiana hija de los responsables de la organización ‘Together For Family’, que trabaja con los refugiados que se encuentran en los campamentos libaneses y colabora con Alianza Solidaria.

“Cogí el coche y fui hacia el puerto, en dirección el hospital en el que estoy haciendo prácticas. Después de acabar la jornada, volví de camino hacia mi casa, pero no quería estar sola y fui a casa de mis padres. Entonces, una gran explosión sacudió Beirut. Devastó la carretera que había conducido esa mañana, el hospital al que había ido a hacer prácticas, mi apartamento y mi universidad. Esa noche, la gente del Líbano no durmió solamente con una pandemia o una explosión, sino con una situación económica muy mala, pobreza, hambre y colapso”, explica.

Un impacto del que será difícil reponerse

La situación en El Líbano, que ya estaba afectada por la epidemia del coronavirus y una crisis económica que en los últimos meses ha provocado multitudinarias manifestaciones contra la corrupción de las autoridades y los dirigentes, se ha visto ahora agravada a un nivel sin precedentes. “Ni siquiera durante la guerra civil (entre 1975 y 1990) se afrontó semejante caos con tan pocos medios”, asegura George Dabah, médico jefe de los servicios de urgencias del hospital Hotel Diêu de Beirut, según recoge El País.

El gobierno libanés ha manifestado que no tiene capacidad económica para afrontar el impacto económico ocasionado por la explosión, que solo en daños asciende a entre 8.000 y 12.000 millones de euros. A nivel internacional, muchos países han comenzado a enviar recursos a El Líbano, y otros han abierto hospitales de campaña en territorio libanés, como Rusia.

Desde España, Alianza Solidaria, que colabora habitualmente con los campamentos de refugiados en El Líbano, apoyando el trabajo de Together For Family, ha puesto en marcha una campaña de urgencia para atender a decenas de familias afectadas por la situación y enviarles medicamentos y alimentos, además de ayudarles a asegurar y proteger sus viviendas. Desde la entidad también destinarán una parte de la ayuda a iglesias que han sufrido daños y desperfectos en sus locales.

“No hace un año que estábamos en El Líbano visitando el trabajo entre refugiados. Ver cómo ha quedado Beirut después de la explosión de este martes nos ha dejado conmocionados. Inmediatamente nos pusimos en contacto con nuestra contraparte allí. Afortunadamente ellos están bien, pero nos informan que las consecuencias para el país son terribles. Entre las estructuras que han quedado destruidas está un almacén que contenía el trigo necesario para seis meses. Ellos ya se han puesto en marcha y nos piden ayuda para poder atender las necesidades generadas. Como Alianza Solidaria creemos pertinente acompañar a nuestros hermanos de El Líbano en estos días tan aciagos, y extendemos a la iglesia en España la oportunidad de unirse a esta colaboración”, explica la presidenta de la entidad, Francisca Capa.

Los detalles de la campaña y la información sobre cómo colaborar se pueden consultar aquí.

“Pedimos oración”

Desde El Líbano, Trivina explica que, además de la difícil situación económica, ahora hay que convivir también con la conmoción. “Esto nos ha hecho preguntarnos lo mismo que le dijeron los discípulos a Jesús en la tormenta: ‘Maestro, ¿no te importa que nos ahoguemos?’ Creo que hoy, todos nos sentimos así. Especialmente quienes han perdido a seres queridos, sus casas, sus trabajos y todo aquello para lo que habían trabajado”, dice.

Sobre el terreno, sin embargo, los cristianos son conscientes de la importancia de su testimonio en estos momentos. “El Señor estaba allí, a través de los bomberos, de los trabajadores de la Cruz Roja que arriesgaron sus vidas, de cada individuo que abrió su casa a los extraños que lo necesitaban. Vi al Señor en los hospitales, con el personal sanitario operando sin electricidad. Veo al Señor en cada país que ha enviado ayuda al El Líbano. El Señor está con nosotros y muestra su poder a través de cada individuo. Pedimos oración por nuestro país, para que Dios nos de paz, confianza y esperanza para el futuro. El Señor en su palabra dice que los justos florecerán como una palmera, como un cedro del Líbano”, añade.

Fuente: Protestante Digital

The following two tabs change content below.

Martha Claros

Directora del Área de Comunicación de COMIBAM

Latest posts by Martha Claros (see all)

Comments are closed.