Cristianismo y Covid-19 en China

-China-

Por Raquel Villela

En China, origen del nuevo coronavirus, ha habido visiones, curas milagrosas de personas infectadas, un inusual interés de los no creyentes por las iglesias, oraciones y materiales de evangelización, y cristianos nominales que buscan profundidad en la vida cristiana. Uno de los medios de comunicación cristiana que ha difundido estos hechos es la Charisma Magazine (https://charismamag.com/). Su fundador, Steve Strang, entrevistó al Pr. Frank Amedia del ministerio de Pouts Shield de Estados Unidos. Amedia dijo que “hemos tenido reportes de cristianos curados de este virus por el poder de Dios. …] Familias enteras se rinden a Cristo; los médicos e incluso las autoridades dan sus vidas a Jesús. Hay un reavivamiento en medio de la desesperanza”. Añadió que “se nos ha dicho que la gente viene en multitudes a las iglesias porque hay evangelismo en las calles, de persona a persona.

Charisma Magazine también publicó un artículo del Pr. Dennis Balcombe, misionero durante más de 40 años en China, autor de libros sobre misiones en ese país y fundador de Ministerios Chinos de Avivamiento Internacional y de la Iglesia Cristiana de Avivamiento (RCC), que pastorea. Dice que “ha habido muchas reuniones de oración en toda la ciudad en las que los cristianos de todos los grupos y diferentes denominaciones se reúnen para orar y adorar, lo que resulta en una mayor unidad […] muchos cristianos e iglesias locales están utilizando esto como una oportunidad para ayudar a muchos en la sociedad en pánico, y para compartir a Cristo”. En cuanto a los servicios virtuales, dijo que “hubo un registro de más de 1.900 personas viendo en vivo en Facebook”.

100 millones de cristianos

Se cree que hoy en día hay 100 millones de cristianos en China; en 1980 había 10 millones. Es el país más poblado de la tierra, con 1.400 millones de habitantes (ONU, 2018), de los cuales el 18,2% son budistas, el 5,1% cristianos, el 1,8% musulmanes, el 21,9% profesan creencias populares, y el 52,2% no tienen ninguna afiliación (Index Mundi, 2019). En el territorio chino viven 444 pueblos no alcanzados por el evangelio (Proyecto Josué, 2019). China ha sido gobernada por el Partido Comunista desde 1949 y el presidente es Xi Jiping.

Se dice que “Wuhan es el vientre que dio origen a la China moderna”, por haber albergado la oposición que dio lugar al establecimiento del comunismo. Wuhan, la ciudad que detectó por primera vez el Covid-19, está en el lado asiático (u oriental) de la Ventana 10/40, una región situada entre los paralelos 10 y 40 al Norte. Es más conocida por la comunidad cristiana por lo que ocurre en su lado occidental, que incluye una buena parte del mundo árabe y desde donde hay constantes relatos de sueños sobrenaturales y revelaciones de Jesús a los no creyentes. Es la región en la que la mayoría de la gente aún no ha sido alcanzada por el evangelio y en esos países existe una fuerte persecución religiosa.

Persecución religiosa

El cristianismo avanza en un ambiente hostil en China, que ocupa el 23º lugar en la Lista de Persecución Mundial de la organización de Puertas Abiertas. Oficialmente, el país garantiza la libertad religiosa, como expresa el Artículo 36 de su Constitución, pero el Informe 2020 de Human Rights Watch revela que “el gobierno restringe la práctica religiosa a cinco religiones oficialmente reconocidas en instalaciones oficialmente aprobadas. Las autoridades mantienen el control sobre los nombramientos de personal en las instituciones religiosas, las publicaciones, las finanzas y las solicitudes de participación en seminarios. El gobierno clasifica a muchos grupos religiosos que están fuera de su control como ‘cultos del mal’, y somete a sus miembros a la persecución policial, la tortura, la detención arbitraria y el encarcelamiento”. El Informe señala además que “en un discurso en marzo [2018], Xu Xiaohong, el oficial que supervisa las iglesias cristianas autorizadas por el Estado, demandó a las iglesias que extirpen la influencia occidental y ‘synicizen’ [synicizar = dar carácter chino] aún más la religión. En septiembre, una iglesia autorizada por el estado en la provincia de Henan fue ordenada a reemplazar los Diez Mandamientos con citas del Presidente Xi”.

Reglamento de las actividades religiosas

El Reglamento de Asuntos Religiosos de China, propuesto en junio de 2017 y aplicado en febrero de 2018, ha definido medidas como la prohibición de que los menores de 18 años asistan a los servicios y la prohibición de predicar sobre el Génesis y el Apocalipsis porque contradicen las teorías y los principios propugnados por el Gobierno. En 2019, se demolieron, desactivaron o confiscaron los edificios considerados irregulares para las actividades religiosas, lo que resultó en la inactivación de 5.500 iglesias.

Según el periódico británico The Guardian, “no se trata sólo de manejar el comportamiento”. Uno de los objetivos de un plan de trabajo del gobierno para ‘promover el cristianismo chino’ entre 2018 y 2022 es la ‘reforma del pensamiento’. El plan prevé ‘retraducir y hacer anotaciones’ en la Biblia, encontrando similitudes con el socialismo, y estableciendo una “correcta comprensión del texto”. Nuevas resoluciones entraron en vigor en febrero de 2020, cuando el gobierno editó las “Medidas de Control para Grupos Religiosos”, con seis capítulos y 41 artículos, reforzando posiciones anteriores. En su artículo 17 establece que “las organizaciones religiosas deben difundir los principios y políticas del Partido Comunista Chino”.

Oremos para que el Evangelio sea anunciado en toda China, cualquiera sean las circunstancias.

 

The following two tabs change content below.

Raquel Villela Alves

Raquel Villela es misionera de la Asociación Lingüística Evangélica Misionera ALEM y Directora de Comunicación en Portugués de COMIBAM.

Latest posts by Raquel Villela Alves (see all)

Comments are closed.