Cientos de iglesias en Rusia aprovechan la Copa del Mundo para evangelizar

 

El objetivo es alcanzar a 3 millones de personas hasta el final del evento deportivo.

Rusia aprobó en 2016 leyes que restringen la libertad de culto, prohibiendo la evangelización en público. Alegando que era una medida contra el “terrorismo”, extinguió toda manifestación religiosa que no fuera de la Iglesia Ortodoxa, históricamente ligada al gobierno.

Sin embargo, durante la Copa del Mundo de 2018, que comenzó el 14 de junio y se extenderá por cerca de un mes, hay un visible ‘aflojamiento’ de algunas leyes, con el fin de causar una buena impresión ya que los ojos del mundo durante este período están sobre el país.

Por eso, cientos de iglesias evangélicas rusas usarán la Copa del Mundo para albergar eventos con fines evangelísticos. La mayoría exhibirá los juegos en pantallas.

“Esta es una oportunidad sin precedentes, especialmente en una época en que la misma ideología de la Cortina de Hierro, que reprimió el cristianismo durante la era soviética, ha limitado la actividad misionera pública y el evangelismo bajo el pretexto de combatir el terrorismo” explica el pastor Sergey Rakhuba, presidente de la Misión Eurasia, que coordina la campaña.

“Este nuevo enfoque estratégico, que en realidad es una demostración del ‘don de la hospitalidad’, es necesario en el actual clima político y social en que vivimos”, añade.

Las iglesias evangélicas esperan que el Kremlin no actúe contra ellas, pues eso sería “publicidad negativa” en un país que tiene un historial de violación de los derechos humanos.

Estrategia innovadora

Estadísticamente, los evangélicos son cerca de uno por ciento de la población y están estancados. Con la divulgación de que más el 90% de todos los ingresos ya se han vendido para los 64 partidos de la competición, los aficionados que asistan a los partidos en las iglesias tendrán la oportunidad de conocer a un Jesús que para muchos es ‘novedad’, ya que la mayoría de los ortodoxos conocen sólo los rituales religiosos, pero no tienen una relación personal con el Salvador.

La estrategia es innovadora, uniendo tantas copias físicas y virtuales de material que ayude a comunicar el mensaje. Se ofrecerán copias del Nuevo Testamento en ruso, con una capa especialmente proyectada, además de palomitas de maíz y semillas de girasol para comer durante los partidos. Los folletos alusivos contienen un código QR que lleva a una aplicación. Después de ser descargada, el usuario tiene acceso a cerca de 70 páginas de material de discipulado.

El ministerio espera alcanzar a tres millones de personas. Son 400 iglesias oficialmente comprometidas en los esfuerzos. La expectativa es que por lo menos 1.800 grupos de estudio bíblico en casas sean iniciados hasta el final de la Copa, junto con campamentos que tienen como objetivo alcanzar a 15.000 niños.

“Tenemos una oportunidad sin precedentes en las próximas semanas.  Pedimos que los cristianos de todo el mundo se unan a nosotros para orar, pidiendo que Dios utilice esa campaña para alcanzar a muchas personas con el evangelio y amplíe su reino en Rusia”, explica el pastor Rakhuba.

Fuente: Gospel Prime

The following two tabs change content below.

Martha Claros

Directora del Área de Comunicación - COMIBAM Internacional

Comments are closed.