Barco “El Misionero” lleva a médicos, y el mensaje del Evangelio al Amazonas

Barco-Brasil

 

El estado de Amazonas viene experimentando en los últimos meses, una delicada situación de emergencia sanitaria derivada de la pandemia del Covid-19. Aunque la situación ha empeorado en las últimas semanas, la Junta Nacional de Misiones envió un barco con un equipo de misioneros para llevar ayuda a las poblaciones ribereñas.

La acción con el barco “El misionero” se llamó Misión de Salud y se llevó a cabo del 5 al 10 de enero, con cuatro médicos, seis dentistas, dos enfermeras y otras veinte personas, todos voluntarios.

Según la Junta Nacional de Misiones (JMN), entidad vinculada a la Convención Bautista Brasileña (CBB), la Misión de Salud fue planificada y ejecutada como una extensión del proyecto de otra entidad, Radicales Amazónicos, que se mantiene permanentemente en la región.

La coordinadora del Proyecto Amazonia, Germana Matheus, comentó que la reacción de la gente de las comunidades al ver la llegada del equipo en el barco “El Misionero” fue de alegría y gratitud, ya que muchas personas enfrentan problemas de salud y no tienen acceso a los medicamentos. Con cada viaje, el barco lleva insumos para brindar atención médica.

Además, los voluntarios que participaron en las actividades realizaron actividades de interacción con los niños, estudios bíblicos, evangelismo, servicios y visitas domiciliarias, reforzando el trabajo realizado a diario por los misioneros residentes en la región.

“¡Es realmente extraordinario! Cuando el barco llega a la comunidad, los niños llegan a la orilla del río, esperando que el bote atraque. Es un viaje misionero que se integra a todo un proyecto que ya está sucediendo”, dijo el pastor Pedro Veiga, quien trabaja en la Gerencia de Misión de JMN.

“Radicales Amazónicos ya están haciendo un trabajo continuo en estas comunidades y los equipos traen refuerzo y aliento a los que están allí, y llevan profesionales para bendecir a la comunidad, lo cual hace factible el proyecto “Nueva sonrisa de la Amazonia” enfocado en la salud bucal”, agregó el pastor.

Trabajo integral

Toda esta acción de apoyo humanitario a las poblaciones ribereñas es un complemento a la labor permanente que la Junta Nacional de Misiones realiza en la región, con el objetivo de plantar iglesias y brindar asistencia a los misioneros que habitan allí.

En la actividad realizada a principios de enero, una de las voluntarias no era evangélica: la doctora polaca Anna Jakima Antoniazzi, nunca había estado en un culto, pero cuando se enteró del viaje quiso participar.

“¡Ella estaba muy feliz! ¡Dijo que tiene la intención de volver y que quiere saber más de este amor del que tanto hablamos!”, comentó Germana Matheus.

Otro médico voluntario en este viaje fue Dana Liza Martinicorena de Souza, quien dijo: “Tengo un llamado a servir. He tenido otras experiencias en Acre y Sertão. Quiero ser una bendición, mostrar amor a través de las acciones y también ser impactada por el Evangelio”, declaró.

Dana recordó que, cuando llegó a Amazonas, se sintió impactada por el hecho de que hay personas que viven lejos de los grandes centros urbanos, pero que también son el objeto de la gracia: “El amor de Cristo por mí, es el amor de Cristo por los habitantes de las riberas. ¡Regresé del viaje con ganas de estar allí de nuevo!”, Compartió.

“Los misioneros me marcaron mucho. Son jóvenes realmente comprometidos con el trabajo. Ministran la Palabra de Dios con intensidad y han soltado muchas cosas para vivir su llamado”, comentó el médico.

Germana Matheus, quien coordina el proyecto, resumió: “En cada viaje misionero siento gratitud a Dios, por no quedarme fuera de lo que está haciendo. Incluso en medio de tanta tristeza, puedo tener la esperanza en Cristo Jesús”, concluyó.

Fuente: Noticias Gospel

 

The following two tabs change content below.

Martha Claros

Directora del Área de Comunicación de COMIBAM

Comments are closed.