Un pastor en China arriesga hacer pública su imagen clamando ayuda ante la persecución

El Movimiento Lausana mundial apoya a Ezra tras la cadena de acusaciones falsas, presiones a familiares y empleadores, y marginación social que sufren los miembros de su iglesia. “Estamos dispuestos a pagar el precio”, dice.

Durante muchos años, el pastor “Ezra” ha sido una figura clave en el movimiento de iglesias cristianas en China que no están bajo al control del partido comunista.

En el reciente encuentro de liderazgo del Movimiento Lausana a nivel mundial, celebrado en Wheaton (Estados Unidos) el mes de junio, el líder cristiano chino compartió abiertamente detalles sobre la forma en la que las autoridades gubernamentales están persiguiendo a los cristianos que se organizan al margen del control político en la región en la que él trabaja.

Ezra pidió expresamente a cristianos alrededor del mundo que se posicionaran públicamente, compartiendo en internet y cualquier otro formato su imagen personal, dando a conocer la grave presión que las autoridades están ejerciendo sobre la congregación cristiana que lidera, en una zona de China que no se ha revelado.

Hace un tiempo, las autoridades exigieron a la iglesia colocar sus cámaras de vigilancia en las dependencias de la iglesia, a lo que Ezra se negó.

Como represalia, se cortó el agua y la electricidad a la iglesia, y el propietario del edificio rompió unilateralmente el contrato de alquiler de 5 años, en vigor.

Agentes de policía han visitado en sus hogares a familiares de los miembros de la iglesia, y han presionado también a las empresas en los que los cristianos trabajan.

Además, una información filtrada a la que tuvieron acceso, describía la preparación de un operativo policial para poner cerco final a la iglesia y detener a sus líderes.

La congregación cristiana prevé, explicó Ezra, que las autoridades sigan su campaña pública de difamación con todo tipo de acusaciones falsas para atacar la imagen de la iglesia y marginar socialmente a sus miembros.

Sin embargo, ha explicado el pastor chino, ni la comunidad de la que forma parte ni otros cristianos en la región van a volver a la clandestinidad. “Continuaremos testificando de nuestra fe en público”, dijo, “estamos dispuestos a pagar el precio”.

Según informan fuentes de confianza del Movimiento Lausana, el pastor Ezra ha pedido explícitamente que su foto sea distribuida pública y ampliamente. Ha pedido oración de cristianos alrededor del mundo y “solidaridad como miembros del mismo cuerpo de Cristo”.

Fuente: Evangélico Digital

The following two tabs change content below.
Imagen de perfil de Martha Claros

Martha Claros

Directora del Área de Comunicación - COMIBAM Internacional

Comments are closed.