Un nuevo Código Penal pendiente de aprobar, podría encarcelar a los bolivianos evangélicos

Este Código Penal silenciaría a casi dos millones de bolivianos evangélicos. Esto atenta gravemente contra la Carta Magna de Bolivia. La Constitución política boliviana en su Artículo 4 señala: “El Estado respeta y garantiza la libertad de religión y de creencias espirituales, de acuerdo con sus cosmovisiones. El Estado es independiente de la religión”.

Se trata de un ataque a la libertad religiosa, en el Artículo 88 del nuevo Código Penal (pendiente de aprobación), dice textualmente: “Será sancionado con prisión de siete 7 a 12 años y reparación económica la persona que por sí o por terceros, capte, transporte, traslade, prive de libertad, acoja o reciba personas con alguno de los siguientes fines: Art. 88: 11 “Reclutamiento de personas para su participación en conflictos armados o en organizaciones religiosas o de culto”.

Semejante redacción pone al mismo nivel el reclutamiento para conflictos armados con la evangelización. A lo que se añade la amenaza de cárcel. Si se aplica con el rigor de lo que la letra dice, en Bolivia no se podrá predicar el Evangelio o invitar a alguien a asistir a una actividad religiosa.

El día 10 de enero del presente, la Asociación Nacional de Evangélicos de Bolivia ANDEB, Iglesias Evangélicas Unidas Departamentales, organizaciones e instituciones cristianas evangélicas, tuvieron su Asamblea General Extraordinaria en la ciudad de Cochabamba, y resolvieron hacer un Pronunciamiento Público.

 

The following two tabs change content below.
Imagen de perfil de Martha Claros

Martha Claros

Directora del Área de Comunicación - COMIBAM Internacional

Comments are closed.