Parlamentarios rinden homenaje a la Sociedad Bíblica de Brasil

 

La Biblia fue el tema central de la sesión solemne de la Cámara de Diputados, que se llevó a cabo el 6 de marzo en Brasilia, capital de Brasil. En ese día se dio un homenaje a los 70 años de existencia de la Sociedad Bíblica del Brasil-SBB y a la segunda edición en el país del Año de la Biblia, conmemorado cada diez años. Estaban presentes autoridades del gobierno brasileño y de otros países, representantes de organizaciones misioneras y de iglesias de varias denominaciones.

El autor de la solicitud de esta sesión fue el diputado Roberto de Lucena, que también es pastor evangélico, escritor y conferencista. Entre los aspectos abordados en los pronunciamientos están la influencia de las Escrituras en la sociedad, la importancia de la Palabra de Dios en la lengua materna y la historia de las sociedades bíblicas.

Defensa de lo sagrado

El presidente de la Cámara, diputado Rodrigo Maia, no pudo estar presente pero envió un mensaje escrito, y destacó que “durante su difícil y accidentada caminata en este planeta, la humanidad ha podido encontrar en los textos bíblicos una de las más poderosas guías en la conducción de una vida plena de sentido, marcada por la fe y el amor a Dios y al prójimo”. Recordó que, aunque es el libro más leído, traducido y publicado en el mundo, “todavía hay millones que no han tenido acceso a la Palabra de Dios, preciosa fuente de riqueza e iluminación”. En su mensaje destacó la “renovación de la Casa y de la mesa directiva del Presidente de la Cámara, de seguir siempre en la defensa de lo que es más sagrado”.

El diputado Roberto de Lucena relató un encuentro reciente con un joven cacique indígena, en el estado de Maranhão, “me saludó con la paz del Señor en su propia lengua y me invitó a visitar su aldea, lejos de la capital seis horas de viaje para predicar en un culto especial, reuniendo a varias aldeas de la región. La Biblia llegó hasta ellos, traducida en su idioma, gracias a la Sociedad Bíblica de Brasil “. También contó que su abuela era representante de la SBB en la localidad en que vivía y fue su primera profesora de escuela bíblica dominical. “Yo ayudaba a mi abuela en su misión”, dijo el diputado.

El embajador de Israel en Brasil, Yossi Shelley, subrayó el largo tiempo de uso de la Palabra de Dios por los judíos y, considerando la proximidad del Día de la Mujer, hizo referencia al hecho constante del capítulo 27 del libro de Números como la primera decisión que ha traído igualdad entre hombres y mujeres. Fue cuando las hijas de Zelofeade fueron autorizadas a recibir la porción de la tierra prometida prevista para su tribu, algo innovador en la cultura de la época, que sólo admitía el reparto de la herencia a descendientes del sexo masculino. Yossi Shelley recordó que también el Estado de Israel completa en 2018, sus 70 años de existencia. Para rendir homenaje a Israel, la Cámara de Diputados celebrará una sesión solemne el 9 de mayo.

Una Biblia cada tres segundos

Al hablar en nombre de la SBB, el secretario de Comunicación y Acción Social, Reverendo Erni Seibert, presentó un panorama de la actuación de la SBB, que, desde su fundación en 1948, ya ha publicado más de 100 millones de ejemplares en diversas lenguas. La producción actual es de un ejemplar cada tres segundos, a sociedades bíblicas de todos los continentes y ofreciendo la Palabra de Dios en diversas plataformas. Se presentaron los diversos programas de incentivo a la lectura y a la evangelización, el Museo de la Biblia, el Centro Cultural de la Biblia y el Barco de la Biblia, una librería flotante que recorre la región de la Amazonia.

Reciente publicación de SBB, Biblia en lengua indígena Kaiwá

El reverendo recordó que la Organización de las Naciones Unidas, por medio de la Unesco, declaró la Biblia como patrimonio de la humanidad. Trazó una línea histórica desde la fundación de la primera sociedad bíblica en 1804, la Sociedad Bíblica Británica Extranjera, “una organización que nació con el reconocimiento de ser una charity, lo que aquí en Brasil llamaríamos organización social”. Comentó que la principal sede de las sociedades bíblicas hasta hoy es Inglaterra, por el hecho de ser la primera sociedad  fundada en el Reino Unido.

Erni Seibert llamó la atención sobre el poder transformador de la Biblia: “es el libro más influyente de la historia de los seres humanos y reconocido como uno de los principales instrumentos de transformación social”. De igual modo, el trabajo que la SBB desarrolla no se restringe a divulgar la Biblia y su mensaje, sino que incluye promover la transformación personal, cultural y social, fortalecer los vínculos familiares, y ofrecer asistencia social y espiritual a comunidades en situación de riesgo y vulnerabilidad social. SBB apoya la traducción de la Biblia a lenguas indígenas nacionales y de otros países.

 

The following two tabs change content below.
Imagen de perfil de Raquel Villela Alves

Raquel Villela Alves

Raquel Villela es misionera de la Asociación Lingüística Evangélica Misionera ALEM, y también colabora en COMIBAM.

Comments are closed.