5 Verdades para la Plantación de Iglesias Actual

Cómo hacer un discipulado efectivo en el siglo XXI

Por David Miller y Ron Anderson

Con su corte de pelo afro y su escultural barba, más parecía un músico pop que un plantador de iglesias. En realidad, era ambas cosas. Junto con algunos amigos estaba alcanzando a jóvenes de las empobrecidas favelas de Sao Paulo (Brasil), ofreciéndoles lecciones de música gratis. Este joven vino a una de nuestras consultas sobre plantación de iglesias para ver qué podía aprender.

Como suele ocurrir en esas reuniones, el joven plantador de iglesias brasileño nos enseñó algunas importantes lecciones.

Conocimiento colectivo sobre plantación de iglesias

Él es uno de los 436 latinoamericanos que, junto a un número similar de europeos, han participado en consultas de un día organizadas por la Red Temática de Plantación de Iglesias de Lausana. Desde su comienzo en 2014 esta red ha reunido a plantadores de iglesias, misioneros, líderes emergentes, teólogos, investigadores y líderes denominacionales en 20 ciudades de Brasil, Centroamérica, Croacia y España para debatir cómo ser más efectivos en el cumplimiento de la Gran Comisión.

Los datos obtenidos de encuestas escritas y debates de mesa redonda revelan un interés universal en la plantación de iglesias sanas, así como los desafíos comunes a que se enfrentan los plantadores de iglesias de todo el mundo.[1] Las consultas han producido un rico tejido de experiencia, logros, cargas y aspiraciones. Después de mucho cribado y reflexión, hemos condensado este conocimiento colectivo en Cinco Sencillas Verdades sobre la plantación de iglesias a principios del siglo XXI, con la esperanza de que sirvan para suscitar un debate más amplio sobre estos temas:

1. El desafío más urgente al que nos enfrentamos es hacer discípulos de la siguiente generación.

Plantadores de iglesias de toda Latinoamérica y Europa han manifestado una preocupación común sobre cómo hacer discípulos de la siguiente generación. Los jóvenes de hoy, especialmente los de culturas urbanas posmodernas, no muestran interés en la “religión organizada”. Las iglesias evangélicas que se encuentran en esas comunidades atraen a pocos jóvenes. De hecho, hay más jóvenes de esa siguiente generación saliendo de las iglesias que los que están entrando.

Eso son malas noticias.  La buena noticia es que esos mismos jóvenes están más interesados que nunca en conocer a Jesús, y se hacen sus entusiastas seguidores cuando

se les presenta el evangelio. Además, demuestran ser fantásticamente efectivos haciendo discípulos de otros jóvenes urbanos posmodernos.

El joven músico pop plantador de iglesias de Sao Paulo nos dijo: “Desde el primer momento le decimos a los chicos que a la vez que aprenden guitarra o teclados, van a aprender sobre Jesús. No entran en el programa si no están de acuerdo con eso”.

Ese comentario causó sorpresa. Su táctica iba contra los principios que se enseñan en las clases sobre misión. Uno debe primero establecer relaciones personales con el grupo a alcanzar, dice la sabiduría convencional, dedicando meses o incluso años hasta “ganarse el derecho” a presentarle el evangelio a la gente.

“Eso no nos funciona”, dijo el joven “Hay que decirles a los chicos desde el principio que eres cristiano y quieres que conozcan al Señor. Si esperas a decírselo más tarde, piensan que les has engañado y dejan de venir”. Y después explicó que en realidad los jóvenes de las favelas muestran más interés en inscribirse en las clases de música cuando Jesús está en el programa.

2. Debemos aprender y seguir la eclesiología bíblica básica.

El Nuevo Testamento revela cómo estaba constituida la iglesia primitiva para llevar a cabo la Gran Comisión. A pesar de la triple amenaza del ostracismo social, la persecución oficial y la herejía interna, las primeras generaciones de seguidores de Jesús hicieron de sus paisanos fieles discípulos a un ritmo sin paralelo en la historia. Creemos que una aplicación cuidadosa en la actualidad de la eclesiología del Nuevo Testamento producirá los mismos asombrosos resultados.

Lea el artículo completo Aquí

Fuente: Lausanne Movement

The following two tabs change content below.

Martha Claros

Directora del Área de Comunicación - COMIBAM Internacional

Comments are closed.